El tratamiento de desratización se realizará utilizando cebos raticidas. Estos están elaborados con productos que resultan muy atractivos para los roedores (cereales, queso, chocolate, vainilla, tocino…), evitando así que puedan dañar cualquier otra instalación del local.

Este producto actúa a los tres o cuatro días de su ingesta, logrando así que la demás población siga ingiriendo el veneno.

Los cebos van desodorizados, esto evita que el roedor una vez muerto desprenda hedor.

El tratamiento de desratización se realiza en dos fases:

1º – Visita de choque: en esta primera visita, el técnico de Control de Plagas O&M colocará los cebos raticidas en los lugares que crea oportunos para la eliminación de los roedores. Con esta visita lograremos hacer desaparecer a un 85% de la población. A los quince días se realiza una segunda visita de choque, en la que conseguiremos un total exterminio de los roedores.

2º  – Mantenimiento: esta fase se realiza cada 90 días, a fin de poder ser revisados los cebos raticidas que en su primera visita coloca el técnico, para reponerlos, aumentarlos o retirarlos según consumo.

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted